Historia de México

La extraordinaria historia de México. Desde civilizaciones milenarias hasta hoy

La historia de México abarca desde la llegada de los pobladores originarios hace más de 10.000 años. Incluye el ascenso y caída de grandes civilizaciones, la dramática colisión y fusión de las culturas española e indígena. También una guerra revolucionaria que iba a cambiar el panorama político del país y renovar su sentido de la identidad cultural.

Los olmecas establecieron su civilización allí hace unos 3.000 años. A través de los siglos, los imperios avanzados desarrollaron fascinantes tradiciones. En el siglo XVI la capital azteca era Tenochtitlán. Una ciudad-isla floreciente donde majestuosos templos se elevaban entre los jardines flotantes, concurridos mercados y extensos puentes. Al poco tiempo de su llegada, los conquistadores españoles destruyeron la mayor parte de la ciudad. Sería el inicio de lo que más adelante sería la actual Ciudad de México.

México siguió siendo parte del imperio español durante tres siglos, hasta que alcanzó su independencia en 1810. En 1846, el país perdió casi la mitad de su territorio ante los EE.UU. como resultado de la Guerra mexicana-americana. En el siglo XX, las populares figuras de revolucionarios como Pancho Villa y Emiliano Zapata ayudaron a liderar una revolución. Más tarde sería famosa y representada en muchos de los murales brillantes pintados por pintores mexicanos como Diego Rivera. Estos murales producidos durante el movimiento muralista mexicano celebran la cultura mexicana y cuentan la historia de México con detalles vívidos y expresivos.

Los Orígenes de la historia de México

El inicio de la historia de México se remonta a la llegada de los pobladores originarios hace más de 10.000 años. Poco a poco comenzaron a surgir grandes pueblos (destacan las civilizaciones Olmecas, Teotihuacana, Maya y Mexica o Azteca). Estos ocuparon diferentes y grandes territorios y desarrollaron sus civilizaciones.

Época Prehispánica (o Precolombina): 2500 a.C. – 1521 d.C.

Cronologia mexico prehispanico

La época precolombina (o sea, antes de la llegada de Colón) es la que los estudiosos definen como el primer periodo de la historia mexicana. A su vez se divide en 3 sub-periodos (pre-clásico mesoamericano, clásico mesoamericano y post-clásico mesoamericano).

Esencialmente podemos decir que es la época de las grandes civilizaciones que tanto influyeron en el carácter, arquitectura y pensamientos del pueblo mexicano. Destacan estas civilizaciones:

Olmeca

Los olmecas conformaron la primera civilización de Mesoamérica que habitó en las tierras bajas del Golfo de México, entre los actuales estados de Veracruz y Tabasco. Fueron los precursores de todas las demás culturas precolombinas como la azteca, tolteca y maya. Se estima que habitaron la región entre el 1.500 a.C. hasta el 400 a.C.

La civilización olmeca fue una de las primeras sociedades complejas, cuya cultura influenció a las civilizaciones posteriores. La poca información que se conoce sobre ellos es a través de los restos arqueológicos como las enormes cabezas talladas en roca volcánica de 20 toneladas o los balones hechos de caucho sólido que podrían evidenciar la práctica de juegos mesoamericanos.

Teotihuacana

La cultura teotihuacana fue una de las muchas civilizaciones precolombinas mesoamericanas, que hizo vida entre los siglos I a.C. y VIII d.C. en el territorio del actual México, específicamente en la zona aledaña a los restos de la ciudad de Teotihuacán, al noreste del valle mexicano.

La cultura teotihuacana es una de las culturas precolombinas más misteriosas del continente, cuyos orígenes y desaparición constituyen debate entre los estudiosos. De su existencia permanecen solo las ruinas de la que fuera su más grande ciudad, Teotihuacán, hoy en día una zona de monumentos arqueológicos de interés turístico y antropológico, caracterizada por sus grandes pirámides. Se estima que esta ciudad haya sido el equivalente de la antigua y enorme Roma imperial en su contexto e influencia, a juzgar por motivos claramente teotihuacanos en las ruinas de Tikal o Chichen Itzá.

Maya

La cultura o civilización maya fue la desarrollada por uno de los más destacados pueblos mesoamericanos precolombinos, cuyos inicios se rastrean desde la Época Preclásica (2000 a.C. – 250 d. C.) del continente y sus últimos vestigios hasta la Época Posclásica (900-1527 d. C.), cuando se produjo la Conquista de América.

Los mayas se desarrollaron en diversos aspectos, logrando el único sistema de escritura completo de toda la América precolombina, y dejando un legado importante en materia artística, arquitectónica, matemática, astronómica y ecológica.

Durante su apogeo, los mayas fueron la cultura dominante en la región, abarcando casi en su totalidad el territorio mesoamericano y manteniendo relaciones muy dinámicas con las otras culturas locales, como los olmecas o los mixtecos. A continuación, y a modo de resumen, explicamos las características más destacadas de la civilización de los mayas.

Mexica (Azteca)

La civilización azteca, también conocida como mexica o tenochca, fue un próspero pueblo mesoamericano de filiación nahua, fundadores de la ciudad-estado de México-Tenochtitlán (ubicada en el territorio de la actual Ciudad de México) y que en el período posclásico tardío (hacia el siglo XV) se convirtieron en la cultura dominante de la región hasta la llegada de los conquistadores europeos.

Junto con las culturas olmeca, tolteca y de Teotihuacán, los aztecas o mexicas fueron una de las principales civilizaciones mesoamericanas en cuanto a desarrollo y extensión territorial, cuya máxima expresión lo consistió el Imperio Azteca (1325-1521 d.C.), del cual aún persisten restos culturales y lingüísticos en la población indígena de México.

La civilización azteca dominó la región cultural, política y económicamente hasta el inicio de las guerras de conquista, y a pesar de los rigores de la colonización, mucho es el interés que despiertan hoy en día, cuando es posible reconocer lo avanzada de su cultura en cuanto al manejo de los materiales, la astronomía, el desarrollo de sistemas propios de medición y la arquitectura.

Época Virreinal: 1521-1821

La conquista del territorio que hoy es México se produjo a principios del siglo XVI por parte de los conquistadores europeos, encabezados por Hernán Cortés. Gracias a una cruenta guerra a gran escala en la que los invasores españoles se aliaron con algunas otras tribus indígenasarrasando el Imperio de Moctezuma Xocoyotzin. Los aborígenes identificaron la llegada de los colonos con eventos de su propia mitología y fueron inicialmente amistosos, generosos en el intercambio comercial, pero la avidez de tesoros de los conquistadores era insaciable. La guerra no tardó en producirse.

La guerra no tardó en producirse y sobre el Imperio en ruinas, asediado por las enfermedades europeas desconocidas para los aztecas, se fundó el Virreinato de Nueva España.

Fundación de la Ciudad de México

La Ciudad de México, capital del recién nacido Virreinato, se fundó literalmente en las ruinas de Tenochtitlán, y fue la base de la ocupación del territorio mexicano, cuya explotación agrícola y minera inició prontamente.Esta ciudad crecería durante la colonia y jugaría un rol central en el establecimiento de la república independiente, hasta llegar a convertirse, hoy en día, en una de las grandes metrópolis del continente.

La ciudad contiene aún muestras de su pasado aborigen y colonial, lo cual explica su riqueza cultural y arquitectónica, en el marco de una ciudad moderna de unos 21 millones de habitantes (incluyendo el área metropolitana). La Ciudad de México es conocida por sus tradiciones, sus niveles de violencia urbana y por haber sido escenario de tragedias como la Matanza de Tlatelolco o el terremoto de 1985.

Época colonial

La época colonial mexicana, como la del resto del continente hispanoamericano, se caracterizó por presentar una sociedad feudal, compuesta por clases racialmente distintas: los blancos europeos y criollos, los indios reducidos a la servidumbre y los esclavos negros traídos del África.

La población indígena que logró sobrevivir a las duras condiciones de opresión se vio sometida a un proceso de evangelización y colonización de trescientos años. Esto propició un sincretismo complejo que amalgamó las tradiciones locales y las europeas, a la par que empezaban a darse procesos de mestizaje racial.

mexico, church, architecture
La población indígena sufrió un proceso de colonización de 300 años.

El México colonial era gobernado por un Virrey y respondía, como el resto de las colonias, a las instrucciones de la metrópolis peninsular, que gobernaba a distancia e imponía un modelo económico que la beneficiaba en perjuicio de las élites blancas locales.

Guerra de Independencia

Las crecientes tensiones económicas entre las colonias y la España peninsular alcanzaron su punto máximo en el siglo XIX, cuando las ideas de la Ilustración Francesa y el ejemplo de la independencia norteamericana insuflaron en las élites coloniales la idea de la emancipación.

El momento propicio llegó con la deposición del rey católico Fernando VII por parte de Napoleón, coyuntura que aprovecharon las colonias para declararse libres. En el caso de México esto inició en 1810 con el Grito de Dolores, llamado a las armas hecho por Manuel Hidalgo desde la iglesia de Dolores en Guanajuato. En este punto la historia de México cambió.

La guerra se prolongó hasta 1821, cuando los generales rebeldes Agustín de Iturbide y Vicente Guerrero proclamaron el Plan de Iguala, Reunieron a las facciones insurgentes con el apoyo del clero y la aristocracia.

Primer Imperio Mexicano

Siguió una breve monarquía regentada por Agustín Iturbide (Agustín I). La coronación sucedió en 1822, tras una junta de gobierno, y aspiraba a una monarquía moderada por un congreso nacional. El mismo Iturbide modificó la bandera para adoptar el verde, blanco y rojo en franjas verticales. Le sumó el águila real coronada sobre un nopal, proveniente de una leyenda náhuatl.

mexico, flag, grunge
Historia

Pronto hubo planes para derrocar la monarquía e implantar la república, de parte del propio Vicente Guerrero y de Antonio López de Santa Anna. Iturbide abdicó a la corona luego de un golpe de Estado y escapó a Europa en 1823. Fué cuando inició también la disolución del Imperio y emancipación de las provincias centroamericanas. En 1824 se proclamó la Constitución Federal de los Estados Unidos Mexicanos y inició la vida republicana de la nación.

Intervenciones francesas y estadounidense

La historia de México independiente hizo frente a varios intentos españoles por reconquistar su territorio (1821-1829), así como a dos Intervenciones Francesas:

  • La primera. Tuvo lugar entre 1838 y 1839, llamada la “Guerra de los pasteles”.
  • La segunda. Ocurrió entre 1862 y 1867, cuando estos países volvieron a enfrentarse tras la decisión del gobierno de Benito Juárez de suspender los pagos de la deuda externa.

El intento de los EE.UU fué la Guerra de México-Estados Unidos, que consistió en un enfrentamiento armado entre ambos países. Fue consecuencia de las pretensiones expansionistas norteamericanas. Los EE.UU le arrebataron a México una enorme porción de su territorio del norte: Texas, California, Nuevo México, Arizona, Nevada y parte de Colorado y de Utah.

Revolución Mexicana

La Revolución Mexicana siguió a un largo período de dictadura conocido como el “Porfirato” (gobernado 31 años por Porfirio Díaz) iniciado en 1876.

Este plazo de inestabilidad política y lucha armada entre las facciones cobraría la vida de los principales líderes revolucionarios. Como Emiliano Zapata (1919), Venustiano Carranza (1920), Francisco “Pancho” Villa (1923) y Álvaro Obregón (1928). Se considera el fin del período revolucionario con la proclamación de la Constitución Mexicana vigente en 1917.

Historia de México moderno

La nación moderna de México ha sido desde 1940 hasta nuestros días republicana. En ella se rinde culto a su pasado convulso mediante sus símbolos patrios. Como el Himno Nacional, usado desde 1854 pero proclamado como tal en 1943 por el presidente Manuel Ávila Camacho. Se preserva su compleja tradición política, social y cultural mediante el intento de convivencia entre los pueblos aborígenes sobrevivientes y la república moderna.

1968 es otra fecha clave en la historia de México: la economía comienza a frenar y el pueblo está cada vez más descontento. Con la Matanza de Tlatelolco, durante la cual cientos y cientos de estudiantes murieron tras la represión de las fuerzas de seguridad, se firma uno de los episodios más trágicos de la historia moderna mexicana.

En los siguientes años la economía tiende hacia el neoliberalismo, cientos de empresas estatales se privatizan y en los ’80 se sufre la crisis del crudo. Son también los años en que el narcotráfico comienza a tomar mucho poder y a mover mucho dinero: son los años en que los colombianos empiezan a mover sus rutas.

En el año 2000 se pretende luchar duramente contra los cárteles del narcotráfico. Se desninan a miles de soldados a las ciudades fronterizas con Estados Unidos y consigue detener a algún cabecilla de banda. El efecto es lo contrario a lo deseado: las guerrillas entre las bandas se encrudecen (son más de 50.000 los muertos durante el mandato de Calderón, casi 10.000 por año). Disminuye solo por un macabro motivo: ya se habían eliminado a los principales enemigos. El negocio de la droga era cada vez más fuerte.

No te pierdas ningún tema de nuestra web vivamexico.